Los niños aprenden más cuando se ensucian.