Nada es más grande que el amor de una madre por su hijo. Con esta campaña las madres de los guerrilleros les pidieron volver a casa, porque en Navidad todo es posible.